• Temperatura

    La composición de las telas las hace altamente sensibles al calor. Lavar siempre con agua fría.

  • Cuidado

    - Omitir el ciclo de centrifugado para evitar la deformación de las prendas.
    - Planchar a baja temperatura sin vapor evadiendo las estampas o transfers. - No dejar en remojo.

  • Productos

    No utilizar sustancias blanqueadoras/corrosivas como cloro o lavandina, que puedan deteriorar la composición y el color de las telas.